Poema en la revista The Against Nature Journal

Para recuperar nuestro aliento

Rosa Chávez

Invoco la energía de las ancestras, de las abuelas,

de todas las que sembraron con sus manos y con sus cuerpos la vida en el

presente, 

respiro profundo el sagrado aire llenando la vasija de mi corazón,

suena una tambora que une mi ombligo con el latido de la tierra,

suena una tambora que truena como el rayo del tijax 

cortando los nudos de mi cuerpo y mi memoria,

llega la luna llena y me curo las penas atrapadas con baños de sal,

con mi manojo de siete montes despierto la circulación en mis venas,

mis células hablan con el lenguaje de las plantas, en el calor del tuj

recupero mi fuerza,

bebo infusiones de hierbas y flores para calmar mi mente,

sobo mis articulaciones, enciendo mis velas de cebo, de colores,

humos de incienso y de pom para soplar las nubes que se quedan en el pecho,

invoco a las guardianas de los ríos, a las guardianas de los cerros,

a las guardianas de los caminos, en una ciudad, en un campo,

donde se encuentre mis pasos,

hablo con el sagrado viento y le cuento despacio

y nombro para sanar y me inclino ante mi verdad,

la tierra con su nobleza recibe todo lo que le quiero dar, 

todo lo que siembro, mis pesares o alegrías las transforma y sigue su ciclo,

resuena una tambora y bailo, porque danzando también me curo,

bailamos con las vivas, con las difuntas, con las antiguas,

moviendo nuestras carnes despertando a la tierra con nuestros pies

y cantamos y recuperamos la voz, recuperamos nuestra verdad,

recuperamos nuestro lenguaje, recuperamos nuestro cuerpo,

recuperamos nuestro tiempo, recuperamos nuestra sangre,

recuperamos nuestro aliento, recuperamos nuestra libertad, 

respiramos profundo y la dignidad del agua que corre por nuestro cuerpo nos

permite fluir

y regresa nuestro espíritu, aleteamos con el ritmo de la vida

Vuelvo a la tierra

Vuelvo a salir al mundo

Kintzalij b’i pa ri ulew

kinel chi lo jun mul chi uwach ulew




Tijax, nawal representado en la piedra o cuchillo de obsidiana y un día de curación profunda en el conteo del calendario maya

Tuj, un temascal

Pom, incienso de recina de árbol

Página 109 de la revista TANJ #3, otoño 2021